Lo que debes Saber al momento
de Rescatar Un Gato

¿Te gustaría poder ayudar a todos los animales abandonados con los que te encuentras? Tan solo debes saber qué hacer, y nosotros te damos las claves para hacerlo, ¡para que no haya ni un solo Gato sin hogar!

Existen dos opciones principales para proceder en estos casos: puedes llevarlo a algún refugio animal o, si puedes hacerte cargo del Gato, adoptarlo (siempre y cuando las circunstancias te lo permitan, actúa con responsabilidad y, si no vas a poder ocuparte como es debido del gato, mejor busca otras opciones). Veamos qué hacer en cada uno de los casos.

  1. Acércate con cuidado el gato, puede que esté asustado y desconfíe de las personas. Si puedes, ofrécele algo de comer, te ayudará a acercarte a él. Si se muestra agresivo puedes llamar a una persona especialista en cuidado animal (veterinario u otro agente de la autoridad para que lo coja él.)
  2. Comunícate con delicadeza: no le hables de forma brusca ni hagas movimientos que puedan asustarle, solo conseguirás que huya. Utiliza un tono amigable y, si se deja acariciar, no dudes en hacerlo, podrás ayudarle a relajarse y dejará que te acerques a él. Hazlo con la palma de tu mano abierta y aprovecha cuando se relaje para comprobar si lleva alguna placa que lo identifique, puede que se haya escapado de algún hogar o esté perdido.
  3. Llévalo al veterinario. Una vez consigas tomar al gato, debes llevarlo cuanto antes al veterinario, para que le haga las revisiones oportunas. Este profesional te informará no solo de su estado de salud, sino también de su estado anímico: si está asustado, si es agresivo, si muestra desconfianza, etc., y además te aconsejará sobre cómo proceder.
  4. Ten paciencia. El abandono es una experiencia muy traumática, por lo que deberás tener paciencia y darle toda la atención y cariño que precise.

Si Lo llevas a un refugio ten en cuenta lo siguiente:

Antes de hacer este proceso debes verificar que el gatico no tenga placa; pues eso quiere decir  que tiene dueño y que se encuentra perdido o escapo de casa, cerciórate de esto de lo contrario utiliza las redes sociales  para poder ayudarlo a encontrar su hogar.

Si ya verificaste lo anterior y efectivamente el gato no tiene placa y tiene signos de abandono ya puedes empezar a buscarle un nuevo hogar, sea contigo o con algún refugio.

Si decides llevar al Gatito  abandonado a un refugio el acercamiento a él debe ser igual que si fueras a adoptarlo. Los refugios que acogen a los gatos abandonados, por otra parte, suelen estar llenas, por lo que puede que te sea difícil encontrar un centro donde llevarlo. Puedes también contactar con algún refugio de  animales para que venga a buscarlo.

Ante esta desalentadora posibilidad, es real que te veas en la situación de tener que adoptar provisionalmente al gato hasta que encuentres un nuevo hogar para él. Pero ¿y si no puedo ocuparme del animal hasta que encuentro un refugio? Existen hogares de adopción  que se ocupan de estos animales provisionalmente hasta que se les encuentra un hogar definitivo. Infórmate por Internet o en tu localidad, barrio Y alcaldía de tu cuidad.

Si tu Corazón Grande  Decidió  Adoptar al  gato debes tener en cuenta lo siguiente para que seas un muy buen “Adoptante”

Convivir con una mascota es una experiencia maravillosa que puede enriquecer enormemente tu vida, ofreciéndote momentos únicos de cariño y diversión, aunque también es una tarea que implica responsabilidad y tiempo. Y éste es el primer aspecto que debes valorar adecuadamente si estás pensando en adoptar gatos cachorros para que lo pienses mejor, te dejamos estos útiles consejos que debes tener en cuenta la momento de adoptar un gato 

  • Los gatos, desde pequeños, necesitan disponer de una serie de espacios bien diferenciados para sentirse cómodos y seguros. Concretamente, deberás destinar un rincón tranquilo, correctamente ventilado y alejado de su zona de alimentación para ubicar el arenero en el que realizará sus necesidades. Lo más conveniente es que cubra los requisitos de tamaño de tu gato a medida que crezca, y que le cambies la arena periódicamente para mantenerla limpia.
  • También deberás buscar otro espacio en el que colocarás su comedero y bebedero, y un tercero para que pueda descansar y acicalarse. En este último, puedes situar un cojín a modo de cama, cerca su rascador y juguetes.
  • Los gatitos bebés aprenden muy rápido a desarrollar sus rutinas de higiene diarias, pero también se caracterizan por su excesiva energía. Es muy posible que tu gatito, en su afán por jugar y descubrir, se esconda con facilidad y que intente arañar tu ropa u otros objetos de la casa, tales como el sofá, los muebles o las cortinas. Aplicar cierta disciplina y mucha calma te puede ayudar. Adquiere un rascador y algún juguete en tiendas especializadas, y familiarízalo con ellos lo antes posible. De esta manera, conseguirás que se habitúe y no dañe otras superficies.
  • Durante su primer año de vida, será conveniente que le proporciones a tu gato una alimentación específica para gatitos, con el fin de satisfacer sus necesidades nutricionales durante la fase de crecimiento.
  • También deberás acostumbrar a tu pequeño a las rutinas de higiene y cuidado, entre las que se incluyen el corte de uñas, el baño y el cepillado en función de la cantidad de pelo. Cuanto antes se habitúe, más fácil será que no se inquiete cuando las lleves a cabo.
  • Es fundamental que al adoptar gatos pequeños acudas cuanto antes al veterinario para que le realice una exploración completa, y confirme que está desparasitado (interna y externamente), y su listado de vacunas está al día. Puedes aprovechar esta visita para profundizar sobre las dudas que te hayan podido surgir ante la adopción de gatos e informarte sobre todo los temas relacionados con su futura esterilización. Recuerda que deberás adquirir un Guacal en tiendas especializadas para realizar éste y otro tipo de traslados.

Una vez lo hayas conseguido y sepas que el animal tiene un hogar y una familia que lo cuida o que tú asumiste tan maravillosa responsabilidad, verás cómo ha valido la pena el esfuerzo. Podemos instalar una malla de seguridad para evitar que el gato que tiene tendencia a estar en calle quiera volver.

 Intentemos ser responsables, todos podemos hacer algo. ¡Hagamos de este mundo un lugar mejor donde no haya ni un solo Gato abandonado!

¿Has ayudado alguna vez a algún animal abandonado? ¿Se trataba de un animal vagabundo o andaba extraviado? Cuéntanos cómo fue y cómo actuaste, qué organismos o centros te ayudaron para darle un hogar, si fue largo el proceso o te encontraste con muchos problemas. Seguro que tu experiencia es de gran ayuda y anima al resto de lectores a colaborar en esta gratificante misión.

Fuentes: PURINA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email